viernes, 22 de julio de 2011

MEIFRÉN Y CADAQUÉS






MEIFREN Y CADAQUES





Meifrén y Cadaqués. Dos nombres íntimamente ligados. Desconocemos con exactitud la fecha en que Eliseo Meifrén llega por primera vez a Cadaqués. Según alguna biografía sería hacia el año 1886, pero al recopilar catálogos de la época, vemos que en la Manifestación Artística celebrada en el Ateneu de Barcelona el año 1883, ya figuran obras pintadas en la población ampurdanesa.  Las estancias de Eliseo y su familia se repitieron a lo largo de toda su vida, con los intervalos en los que residió en el extranjero. Eliseo fue un activo residente de Cadaqués, colaborando en festejos y celebraciones de la villa. Pero también es recordado por las aportaciones económicas que había llegado a realizar en los años en que la pesca, principal fuente de ingresos de sus habitantes en aquella época, había sido poco fructífera.

En 1911 es nombrado hijo adoptivo de la población y el siguiente año, en 1912, compra una casa de pescadores en Port-Lligat. El año 1986 se le rinden diversos homenajes postumos, se restauran y presentan de nuevo las obras  donadas y conservadas en el Casino Societat “l’Amistat” y se la da su nombre a una calle de la población. Es de destacar que a través de las cientos de obras, óleos y apuntes, pintadas en Cadaqués, podemos apreciar la evolución del artista, su destreza y su pasión por esas tierras. Os ofrecemos una selección de pinturas, con el ánimo de que compartáis el esfuerzo de Meifren por trasladar las impresiones, las luces, las sombras, los cielos y el mar de esta zona de a Costa Brava.

Eliseo Meifrén con María Luísa, su hija, en 1934










No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada